APREDIZAJE

Según la pirámide de DALE recordamos el 10% de lo que leemos, el 20% de lo que oímos, el 70% de lo que repetimos y el 90% de lo que construimos.

jueves, 29 de octubre de 2015

Construcción de modelos digitales 3D

Trabajar desde el dibujo en CAD. Partir del 2D y levantarlo a 3D. En SketchUp, importar el dibujo anterior.

Poner la vista en 3D y comprobar que queda bien.
Observamos bien el dibujo. Borramos todas las capas que no nos hagan falta. Las purgamos.
Trasladamos el objeto con un punto conocido en la planta al (0,0), para después georreferenciarla mejor. (No es obligatorio)
Creamos capas para encajar después en ellas el modelado del topográfico. La llamamos modelado.
Seleccionamos líneas de nivel y le damos a modelado.
Seleccionamos  el modelado en 3D y lo explotamos. Este sería el resultado.
Al dejar las líneas de nivel en su sitio se mezclan con el modelado y ya no se pueden separar.
Así que es mejor si las mueves, seleccionas la textura y la explotas sin que interfiera con las líneas de nivel.
Tarda mucho menos y toda la textura es una.
Al final del proceso vuelvo a colocar los elementos en su sitio. Para eso previamente al mover las líneas de nivel he tenido que tener mucho cuidado de tener claro el punto de referencia de partida y final de traslación de las mismas.
Aquí está el modelado con las curvas de nivel.
Posteriormente se crea otra capa auxiliar, que puede llamarse georreferenciación, activa mientras se le activa la georreferenciación.
Para georreferenciar:
·         Se coloca la capa de terreno georrefenciada en cota 0.00.
·         Se mueve todo el dibujo menos esa imagen, (la anterior), utilizando la parte del dibujo en 2D para situarla encima de su imagen.
·         Queda todo totalmente georrefenciado, se puede borrar la parte del dibujo que está en la cota 0,00, y que nos ha servido de referencia u ocultarlo.
Volcar finalmente dicha imagen sobre la textura. Seleccionar ventana materiales, la herramientas coge texturas. Coger la textura en la pantalla de dibujo en la cota 0,00, no en otro lugar ya que sino el modelo de terreno no se refleja bien. Y finalmente volcar la textura, herramienta cubo, sobre la textura que representa el terreno.
Comprobar que todo ha quedado bien.
Este es otro ejemplo de la misma zona, con elementos anexos con mayor orografía en los que queda más patente la tridimiensionalidad del modelo.
A partir de los mismos pueden obtenerse modelos *.stl e imprimirlos en una impresora 3D; o archivos en realidad aumentada con o sin la textura indicada correpondiente a la georrefenciación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada